Terapia de Revitalización con Implante Celular
  Prof. Dr. César Sánchez y Prof. Dra. Ursula Tropper

La longevidad se ha incrementando tan rápidamente que  el cuerpo humano no  ha sido preparado para llegar en  condiciones ideales que le permita  aprovechar estos años de gracia en plenitud.

A fin de ralentizar los inconvenientes que genera el envejecimiento es importante asumir ya desde jóvenes  conductas saludables como una buena nutrición, actividad       
física regular y actividades sociales adecuadas.

Se considera que el envejecimiento se instala a partir de los 40 años donde ya no son reemplazadas todas las células envejecidas por otras nuevas. Pero es posible enlentecer este proceso reactivando este proceso por medio del ofrecimiento de material celular embrionario o fetal que poseen un altísimo poder de formación de nuevos tejidos. Se obtienen de dos fuentes:
1 – origen humano  terapia que se conoce como terapia con células madres 
2 – origen animal se obtiene de embriones y fetos de ovinos o vacunos que se conoce como terapias biológicas.

En este trabajo  nos referiremos específicamente a la técnica del implante de células fetales bovinas        

El tejido a implantar se puede presentar de tres formas distintas:
1 - como tejidos o células frescas, extraídas en un tiempo no mayor a dos horas para ser implantados.
2 - tejidos o células congelados mantenidos a -70º C y descongelados para su aplicación.
3 - los tejidos o células liofilizados denominados organoterápicos son la preparación más segura y puede implantarse sin riesgos en un consultorio médico siempre que se mantengan medidas antisépticas adecuadas para evitar su contaminación y posterior formación de abscesos, ya que los tejidos liofilizados y rehidratados constituyen un excelente caldo de cultivo.

Beneficios de células liofilizadas

  • Son presentaciones que duran años sin alterarse, permitiendo ser empleados en el momento que el profesional lo indica.
  • Las dosificaciones son estandart, se sabe con exactitud la cantidad de tejido que contiene.
  • La eficiencia es similar a las “células frescas”.

Aplicación de los Implantes Celulares
La terapéutica celular es considerada un tratamiento etiológico ya que apunta a la regeneración tisular aportando elementos bioquímicos y enzimáticos provenientes de tejidos fetales y/o juveniles con alto valor vital.

Indicaciones

  • Profilaxis del envejecimiento.
  • Disfunciones propias de la senescencia y/o envejecimiento.
  • Disminución de funciones, por enfermedades o intoxicaciones de los órganos.
  • Como inmunomodulador en enfermedades autoinmunes y en enfermedades adquiridas.
  • Para aumentar las defensas del organismo.
  • Deficiencias congénitas.

Indicados pero con menor eficacia

  • Esclerosis lateral amiotrófica.
  • Esclerosis múltiple.
  • Esclerodermia.
  • Siringomelias.
  • Condrodistrofias.
  • Leucemias.
  • Enfermedad de Pager.
  • Miastenia gravis.
  • Linfogranulomatosis.

Contraindicaciones

  • Infección bacteriana en actividad.
  • Infección viral reciente.
  • Infarto de miocardio.
  • Estado de estrés agudo.
  • Estados terminales.

Recomendaciones

  • Erradicar todo foco séptico.
  • En casos de cualquier vacunación, suero o infección viral realizar el implante recién pasados 10 días.
  • Abstenerse desde un día antes hasta 3 días después del implante de exponerse a tóxicos celulares como el uso y abuso de alcohol, tabaco, café, té y drogas fármaco-estimulantes.
  • Abstenerse de utilizar hormonas, corticoides y antiinflamatorios ya que tiene efectos contrarios a la estimulación celular. 
  • Asimismo de toda irradiación electromagnética como Rx, onda corta, rayos láser y diatermia.
  • Evitar someterse a la exposición solar, baños turcos o termales.
  • Se indicará una dieta moderada y sana exenta por tres días de carnes rojas.

Toxicidad 
Se han realizado varios estudios de toxicidad de los tejidos heterólogos de los implantes especialmente en Alemania con las células Siccacell. Resumiremos algunos de ellos

  • -Experiencia de Kment: efectuó implantes de tejido liofilizado de hígado a ratones aplicando el equivalente a 50 veces más que la relación estándar empleada peso corporal/mg de implante en humanos. No se comprobó ninguna muerta ni otro tipo de daño.
  • Experiencia de Schmid y Kolbe: aplicaron dosis 250 veces mayores en 25 ratas y ninguna murió.
  • Experiencia de Neuman: trabajó con 60 ratones los que dividió en 4 subgrupos de 15 ejemplares cada uno. Aplicaron implantes de hígado fetal, corazón fetal y placenta de 50 veces más que lo normal y en plazos inusualmente cortos (6 implantes en solo 10 días). A los 60 días se sacrificaron no pudiendo determinarse macro ni microscópicamente ningún daño.

Estos estudios y otros muchos más determinaron que no existe toxicidad aguda ni crónica a los implantes de células liofilizadas ni a sus subproductos así como tampoco se observaron lesiones clínica ni patológicas alguna.

Dosificación
Varía entre 5 y 15 mg/Kg./Peso o sea, para un individuo de 70 Kg. una dosis de 350 mg a 1 gramo de tejido liofilizado  sería la adecuada.

Un sólo miligramo de tejido liofilizado contiene entre un mínimo de 80 millones hasta un máximo de 350.000 de células. Esta diferencia se debe a que las células varían mucho en tamaño y el peso específico de acuerdo el tejido, glándula u órgano del cual provienen. Además debemos tener en cuenta que el material celular a inyectar es decodificado hasta nivel macromolecular por lo que el aporte vital e informativo -calculado en cantidad de moléculas- alcanza cifras enormes.

Por otro lado es importante consignar que cada ampolla contiene 150 mg de tejido liofilizado que equivalen a 750 mg de “tejido fresco”.

Vía de aplicación
El implante celular se realiza generalmente por medio de una inyección intramuscular profunda. En casos de pacientes que guardan cama o en pacientes con una masa glútea magra puede emplearse la vía subcutánea abdominal profunda. La vía endovenosa no debe emplearse en los implantes celulares ya que no está exenta de peligros. Sin embargo los hidrolisados y ultrafiltrados pueden administrarse por esta vía diluidos en solución fisiológica.

Preparación de la dilución
Se emplean jeringas descartables de 10 cc con una aguja standart 21G x 1,5 pulgadas. Una vez hidratada la preparación agitamos  bien varias veces el frasco que la contiene y la dejamos reposar 15 minutos. Recién entonces podemos realizar la mezcla con otro tejido celular o bien con aminoácidos por ejemplo placenta. Recomendamos no mezclar con otros compuestos como antireumáticos, vitaminas, hormonas, etc. a fin de mantener indemne las delicadas estructuras tisulares.

Técnica de aplicación
Antes de comenzar debe observarse atentamente a fin de detectar posibles folículos infectados o cualquier otra manifestación infecciosa del lugar. El material a implantar es un excelente caldo de cultivo microbiano y si no tenemos especial cuidado es probable la provocación de un absceso. 

  1. Colocamos al paciente decúbito ventral y realizamos una generosa asepsia con alcohol en la zona glútea.
  2. Con guantes estériles colocamos dos campos quirúrgicos: uno por encima y otro por debajo de la zona a implantar.
  3. Punzamos la aguja IM y con una jeringa de 5 cc inyectamos lidocaína 0,5%. Algunos profesionales le agregan corticoides a la anestesia (por ej. Dexametasona). Personalmente no lo realizamos porque interfiere en la estimulación celular.
  4. Desconectamos  la jeringa vacía.
  5. A la aguja que quedó introducida en el glúteo le adosamos la jeringa con el material a implantar previamente preparado y cumplidos los 15 minutos de reposo.
  6. Inyectamos muy lentamente aproximadamente en 1 minuto.
  7. Colocamos sobre el punto de penetración una gasa dobladillada y sobre ella cinta antialérgica. Que dejamos colocados 24 horas.
  8. El paciente reposa 10-15 minutos y le ayudamos para sentarse asegurándonos de su estabilidad psico-física especialmente en los pacientes que se implantan por primera vez.
  9. Se le entregará al paciente las indicaciones dietéticas por escrito y se le indicará que no recurra a médicos que ignoran las reacciones locales (granuloma aséptico) que puede provocar la celuloterapia.

Reacciones adversas
Cuando proviene de preparaciones realizadas según técnica y con los controles oficiales correspondientes, un preparado de células liofilizadas no produce reacciones anafilácticas. Esto lo certifican los millones de implantes realizados en mas de 70 años en el mundo entero desde que Paul Niehans desarrolló la técnica de las células liofilizadas sin haberse desencadenado reacción anafiláctica alguna. Esta realidad se debe a que los implantes son embrionales o fetales por cuya razón no producen rechazo debido a la falta de antígenos de membrana del material implantado. En cuanto a los tejidos jóvenes la causa principal del no rechazo se debería en que tienen estructura pero no función.

Además, si nosotros mismos somos fruto de la integración de dos estructuras proteicas, el óvulo y el espermatozoide que forman el embrión primero y el feto después ¿no es acaso el 50% de ese producto una estructura extraña a la materna?

En inmunología existe un concepto conocido como Inmuno-tolerancia por la falta de antígenos cuando sustancias heterólogas se introducen en el organismo antes de la madurez inmunológica.